Saltar al contenido
Todo Bebés

REGRESAR AL TRABAJO CUANDO ESTÁ ENFERMERANDO


En el caso de que esté proponiendo regresar al trabajo luego de la concepción de su hijo, es posible que se sienta estresado por llevar la batuta uno y otro de forma efectiva. Es una sufragio aburrida; de todos modos, varias mujeres continúan amamantando incluso luego de regresar al trabajo.

Asimismo, prestando poca atención a la proporción de tiempo y dedicación que requiere, la mayoría de las mujeres que se han esforzado por lograrlo, han tenido la certeza de que lo hicieron. Aquí hay un par de indicaciones que le permitirán manejar los dos con éxito.

Para originarse, elija cómo va a proveer a su bebé mientras está fuera. Algunas mujeres hacen que el tutor alimente al chaval con fórmula; otras se extraen la nata materna para usarla mientras están fuera.

En cualquier caso, tendrá que acostumbrar a su bebé a absorber de un biberón. En torno a de un mes y medio de antigüedad, presente no menos de un biberón por día, cargado con nata materna o fórmula, dependiendo de lo que pretenda utilizar cuando regrese al trabajo o cuándo trabajará más tarde.

Adicionalmente, asegúrese de que otra persona le dé el biberón al bebé aquí y allá. Esto debería permitir que su bebé se prepare para la nueva maña diaria.

Cuando regrese al trabajo, tendrá que extraer nata en el trabajo para acrecentar a su bebé al día subsiguiente, en caso de que desee mejorar con nata materna en puesto de fórmula. Asegúrese de determinar con anticipación dónde tendrá la capacidad de criar a su hijo.

Felizmente, un número cada vez decano de lugares de trabajo están creando zonas privadas para las madres lactantes. Además es inteligente solidificar un poco de nata materna ayer de regresar al trabajo, solo en caso de que tenga varios días en el trabajo que estén estresados ​​hasta el punto de que se vuelva incapaz de nutrirse.

Cuando regrese al trabajo, prepárese para un tiempo de cambio para usted y el chaval recién nacido. En caso de que sea posible, devuelva el soporte bajo al principio, para que este ajuste sea menos difícil para uno y otro. Del mismo modo, si puede tener hasta el punto en que el recién nacido tenga cuatro meses para recuperarse, la aclimatación al cambio de apoyo será fundamentalmente más sencilla, a la luz de la forma en que se asentará mejor la rutina de crianza.

Existen varias justificaciones sustanciales para continuar amamantando luego de regresar al trabajo. A pesar del punto de panorámica de la dieta preferida de su hijo recién nacido, es posible que le resulte menos difícil retornar al trabajo si comprende que, a pesar de todo, tiene el vínculo de amamantamiento adyacente cerca de el manifestación del día y la tenebrosidad. Tómelo con moderación, resuelva las arrugas, y usted y su chaval deben estar aceptablemente encaminados cerca de una condición muy compensadora.



Source link